Logotipos de EMT

En la historia de las diferentes empresas que han gestionado el transporte público de superficie en Madrid no parece que fuera habitual el uso de logotipos, aunque sí era más frecuente observar el escudo del Ayuntamiento.

Cuando en 1947 nace la Empresa Municipal de Transportes (EMT) sí lo hace con un logo, empleado de forma más o menos irregular hasta el año 1973. Su uso más habitual era de forma interna y para identificar las paradas, pero apenas visible en los vehículos.

A finales de la década de 1970, EMT convoca un concurso de ideas entre los empleados para buscar un logo identificativo de la empresa. De ese concurso resulta ganador la idea denominada “Ve y Ven”, popularmente conocida como ‘flechas’, que resumía en su sencillez la idea de movimiento y de trayectos de ida y vuelta, esencia de EMT. Este logo empezó a aplicarse progresivamente a los pocos centenares de autobuses rojos que ya había en la flota y, obviamente, a todos los vehículos nuevos que se iban incorporando.

En 2007, coincidiendo con el 60 aniversario de EMT, la dirección de la empresa decide dar un nuevo cambio a la imagen de los autobuses municipales madrileños, volviendo al color azul. Pero no el azul que ostentaron entre 1947 y 1986 (aproximadamente), denominado azul Lancaster, sino el azul corporativo del Ayuntamiento de Madrid (Pantone 285). Con este paso se elimina como emblema de EMT el “Ve y Ven” y se sustituye por una unión del emblema de Madrid y las siglas de EMT.

En 2014, EMT inició una evolución de su papel en la ciudad, pasando de ser un mero operador de autobuses urbanos, a convertirse en una gran empresa integral de servicios de movilidad. Así, además de las líneas urbanas de autobuses, pasó a gestionar el servicio de BiciMAD, Teleférico de Madrid, la grúa municipal (Servicio de Ayuda a la Movilidad) y aparcamientos. De ahí el nacimiento en 2018 de esta nueva imagen corporativa que dota de un referente propio a la empresa municipal más grande del Ayuntamiento, EMT.