50 años del Teleférico

Aunque su inauguración fue un 26 de junio de 1969, la idea de construir un teleférico en Madrid se fraguó el 19 de julio de 1967.

Con las directrices técnicas de la empresa suiza Von Roll y bajo la supervisión del Ministerio de Obras Públicas, las obras comenzaron a mediados de 1968 y concluyeron en el plazo de un año, con una inversión inicial de 100 millones de pesetas. La primera pretensión era que la terminal de Rosales estuviera ubicada en el Templo de Debod, pero este trazado obligaba a pasar por encima de un edificio emblemático y finalmente se descartó. Otra de las ideas era que permitiera el acceso al zoo, algo que tampoco se llevó a cabo.

Las pruebas previas a la puesta en servicio, de dominio público, tuvieron gran expectación. Varias cabinas fueron cargadas con 700 kilos de sacos de arena para demostrar su buen margen de seguridad. El máximo de peso en cabina son 450 kilos.

La inauguración estaba prevista para mayo, durante las fiestas de San Isidro, pero hubo de ser aplazada debido a la oposición de los vecinos de la colonia Manzanares, que alegaban que la instalación no respetaba la intimidad de sus hogares. Por fin, el 26 de junio de 1969 el alcalde de Madrid, Carlos Arias Navarro, inauguraba las instalaciones con un viaje, junto a su mujer, en una cabina decorada con banderines de fiesta, hasta la Casa de Campo.

Durante los primeros años se alcanzaron hasta 6000 pasajeros al día. Era el mejor medio de transporte, divertido y sofisticado a la vez, de las familias para acceder a la Casa de Campo.

Y 50 años después sigue cumpliendo su cometido, añadiendo historias en sus viajes. Sé parte de ellas y acércate a probarlo para disfrutar de las mejores vistas de Madrid. En la web encontrarás toda la información necesaria:

https://telefericomadrid.es