El Pegaso 5022

El Pegaso 5022 ha sido el modelo de autobús más numeroso de la flota de EMT en toda su historia.

La empresa ENASA comenzó a comercializarlo en 1961 como una versión evolucionada de su antecesor, el Pegaso 5020. En realidad se trataba del resultado de los acuerdos suscritos por la empresa con el fabricante inglés Leyland, dando lugar a un autobús “híbrido” entre las dos compañías. Chasis de ENASA con motor Leyland de 6 cilindros 11.11 L y 150 cv. de potencia, colocado en posición horizontal debajo del bastidor, que favorecía un interior más espacioso. Añadía un puente trasero de doble reducción también de fabricación británica y cambio hidráulico Westinghouse.

Se incorporó al parque móvil de EMT en el mismo año de su comercialización. Podíamos confirmar que sirvió de nexo entre dos épocas, la de los tranvías y autobuses de dos pisos y la de los autobuses articulados y los autobuses sin cobrador. El 5022 fue de los primeros en transformarse al sistema de ‘agente único’ y dos puertas.

Su masiva presencia en las décadas de 1960 y 1970 supuso el momento de mayor homogeneidad de la flota en la empresa, ya que hasta su retirada en 1977 se llegó a tener 1.125 unidades, la mayor cantidad alcanzada hasta la fecha de un mismo modelo. Pronto comenzaron a ser apodados ‘caja de zapatos’ por la simpleza de sus líneas que le aportaban ese aspecto exterior. Su capacidad era para 92 pasajeros (27 de ellos sentados).

La mayor parte de las unidades adquiridas fueron carrozadas por Carrocerías Heredia (de Logroño). Aportaban un diseño más moderno y estilizado que los auténticos Leyland Worldmaster Royal Tiger con carrocería Metro Camell de los que el 5022 era claro y directo heredero.

Para los más interesados, las dos primeras series de este modelo en EMT fueron numeradas del 530 al 650 y del 701 al 735. Las siguientes unidades tomaron las calcas del 800 al 1.000; del 1 al 499; y del 1.200 al 1.513.

El Pegaso 5022 fue uno de los autobuses de EMT más populares, no sólo por su nutrida representación en las calles de Madrid, sino por su aparición en películas y series de televisión de la época, haciéndoles aún más presentes en la vida de los madrileños.

EMT, creando historia, uniendo Madrid.