45 años del primer Colón-Aeropuerto

La semana pasada se cumplían 45 años del nacimiento de la línea especial Colón-Aeropuerto, que comenzó su andadura un 20 de enero de 1974 aunque su inauguración oficial se hizo un día más tarde. Se pretendía así una conexión más rápida y eficiente del centro de la capital con el aeropuerto, como respuesta a una mayor demanda de usuarios.

Asignada con el número 89, esta nueva línea comenzó a prestarse con modelos Pegaso 5023 Cl, coches de mayor comodidad por su separación entre sus 49 asientos, que contaban con aire acondicionado, bandejas para los equipajes de mano y una amplia bodega donde cabían las maletas de mayor tamaño. En busca de una mayor eficacia y rapidez, sus paradas intermedias eran escasas y daban servicio a las 3 terminales que existían del aeropuerto. Por ello, su precio era algo más caro de lo habitual, 25 pesetas y la duración aproximada de su recorrido era de unos 30 minutos.

Salía desde el aparcamiento subterráneo de Colón, donde se habilitó una sala de espera para los clientes, algo inusual y que causó buen impacto entre los usuarios.

Todo marchaba bien hasta que empiezan a surgir las primeras quejas del servicio. Por un lado, la rapidez que se busca omitiendo paradas parece que no convence a los usuarios habituales. Y por otro, la promovida por viajeros no fumadores debido a que se permite fumar en los vehículos por considerarse autocares de línea y no buses urbanos.

Pero ahí se mantuvo, más de 30 años, hasta el 31 de enero de 2005, día en el que la línea 89 Colón-Aeropuerto hizo su último viaje.

Si quieres un acercamiento visual a cómo fueron aquellos inicios de esta línea, en nuestra cuenta de Twitter tienes un estupendo documento gráfico:

https://twitter.com/EMTmadrid/status/1088407748772089857

EMT uniendo Madrid, construyendo historia.