Historia de líneas: L41, origen-destino inamovible.

Se implantó el 28 de junio de 1964 para sustituir a la línea 60 de tranvías y lo hizo con dos ramales: “Atocha – Colonia de Manzanares” y “Atocha – Bombilla”. Comenzó prestando servicio desde la estación de Fuencarral A, pero dos años más tarde, el 4 de septiembre de 1966, fue trasladada a la de Buenavista, quedando dotada con máquina impresora y expendedora de billetes en sustitución del cajetín.

El 6 de marzo de 1969 sufrió su primera modificación cuando se suprimió el ramal a la Bombilla, al crearse la línea 46.

En la década de los 70, además de pasar a depender de la estación de Chamartín (más tarde Entrevías), modificó su recorrido por ordenación de tráfico en el Puente del Rey, prolongándose hasta la Glorieta del Puente de Segovia.

El 12 de octubre de 1989 otro cambio de estación, en este caso a la de La Elipa, prestando servicio con coches PEGASO 5317 (imagen).

En cuanto a su recorrido, los años siguientes, bien para mejorar accesibilidad a determinadas calles, como el Paseo Imperial, o bien por obras, como la supresión del paso elevado de Santa María de la Cabeza, lo fueron perfilando hasta nuestros días, pero siempre manteniendo ese origen-destino que tuvo desde su creación.

Actualmente depende del Centro de Operaciones de Carabanchel y presta servicio con Scanias N280 GNC.

EMT, haciendo historia, uniendo Madrid.