El pago “contactless” se sube al bus

Subir al autobús de la EMT, acercar una tarjeta bancaria ‘sin contacto’ a la validadora del vehículo y realizar el trayecto correspondiente. Así de simple podría ser, a corto plazo, el trámite de adquirir un billete sencillo en los autobuses de la ciudad de Madrid: sin llevar efectivo, sin estar pendientes del cambio de moneda, sin necesidad de adquirir el título de transporte anticipadamente o sin necesidad de disponer de una tarjeta de transporte específica.

Este sistema se va a someter a un periodo de test con un grupo de usuarios seleccionados para comprobar que todo funciona correctamente de cara a abrir su uso, una vez pasado este test, a todo el público en general, de forma experimental en dos de nuestras líneas. En abril, podremos ofrecer este sistema de pago en la línea 27 y en la Exprés Aeropuerto.

Gracias a esta nueva forma de pago, los turistas que no dispongan de euros no tendrán que hacer cambio de divisas para una gestión tan básica como pagar un billete de autobús, algo muy útil sobretodo en la línea Exprés Aeropuerto.

Este sistema aporta indudables ventajas tanto al usuario como a la propia EMT, ya que esta modalidad de pago evita que los conductores tengan que preocuparse de expender billetes y dar cambio, que les resta tiempo y atención a la hora de conducir. Asimismo, los tiempos de viaje de los autobuses se acortan al ser más rápidos el acceso de los usuarios y el abono del tique correspondiente, y se evitan los costes y la operativa relacionados con el manejo de efectivo y con la emisión de tarjetas específicas para recargar dinero o títulos de transporte.

La EMT, MasterCard, Santander Elavon y Banco Santander ponen a Madrid en la vanguardia tecnológica de la gestión de pago de títulos de transporte y sitúan a nuestro sistema de transporte público urbano de superficie a la altura de las principales capitales mundiales, como por ejemplo, Londres o Chicago.