Aumento de frecuencias

El pasado mes de octubre EMT se propuso un programa de mejora del servicio de 23 líneas de su red diurna. El objetivo no es otro que adecuar los tiempos de recorrido a la demanda creciente de usuarios, sobre todo en franjas horarias concretas.

El lunes 8 de octubre, se comenzó con nueve líneas: 9 (Sevilla-Hortaleza), 18 (Plaza Mayor-Villaverde Cruce), 35 (Plaza Mayor-Carabanchel Alto), 55 (Atocha-Batán), 67 (Plaza de Castilla-Barrio de Peñagrande), 87 (República Dominicana-Las Cárcavas), 112 (Mar de Cristal-Barrio del Aeropuerto), 139 (Dehesa del Príncipe-Carabanchel Alto) y 141 (Atocha-Buenos Aires).

El día 15 le tocó el turno a otros nueve itinerarios: 16 (Moncloa-PioXII), 36 (Atocha-Campamento), 57 (Atocha Renfe-Alto del Arenal), 61 (Moncloa-Narváez), 73 (Diego de León-Canillas), 105 (Ciudad Lineal-Barajas), 106 (Manuel Becerra-Vicálvaro), 134 (Plaza Castilla-Monte Carmelo) y 153 (Las Rosas-Mar de Cristal)

En el caso de la 61 además se modifica la primera hora de salida, con el fin de cumplir con mayor puntualidad en las primeras salidas de ambas cabeceras.

Y el pasado día 22, la optimización de horarios y servicios llegó a cinco rutas: 12 (Marqués de Zafra-Cristo Rey), 32 (Benavente-Pavones), 116 (Embajadores-Villaverde Cruce), 119 (Atocha-Barrio Goya) y 148 (Callao-Puente de Vallecas).

Un buen número de usuarios de diversos barrios de Madrid, desde Hortaleza a Latina, pasando por Carabanchel, Vicálvaro, Fuencarral o Puente de Vallecas, se van a ver beneficiados de todas estas modificaciones.

Cumplimos con objetivos. Nos mueve Madrid.